Caja popular mexicana préstamos

jose luis 16/07/2013
Creditos, Prestamos

La Caja Popular Mexicana se encuentra constituida como una persona moral y por ende cuenta con el reconocimiento jurídico necesario para realizar sus operaciones. En otras palabras, se trata de una organización no lucrativa conformada por socios que aportan capital para promover e incentivar la ayuda mutua entre todos los miembros ya sea a través de mecanismos de crédito o bien de ahorro.

El esquema de operación de esta cooperativa se encuentra conformado por tres niveles distintos:

– A primera instancia nos encontramos con la estructura social. Esta área comprende todo lo referente a los procedimientos de participación que tienen los socios. Para determinar las tareas que tendrán que desempeñar cada uno de ellos, se realizan asambleas periódicamente.

– El segundo nivel está integrado por la estructura de gobierno. Aquí diversos voluntarios de la cooperativa son elegidos en las asambleas para que se encarguen de los procesos administrativos, de promoción y vigilancia. Esto con el fin de asegurar la correcta operación de dicha institución.

– Por último, el nivel tres justamente se haya integrado por la estructura operativa. Dicho de otro modo, un grupo de personas se encarga de administrar y llevar a buen puerto todos los planes de trabajo que se tengan en una fecha determinada.

No podemos olvidar que tanto los mandos medios como los superiores de la Caja Popular Mexicana cambian cada año.

Por otra parte, un aspecto medular que ha permitido el correcto funcionamiento y permanencia de esa institución como una de las más sólidas en su ramo es sin lugar a dudas política de equidad de género. Esto se ha logrado gracias a la implementación de diversos seminarios en los que se trata de sensibilizar a cada uno de los colaboradores, directivos y socios que conforman cada nivel organizacional.

Además, se llevan a cabo periódicamente actividades tales como: conferencias o talleres sobre este tema. Aunado a lo anterior, cabe señalar que tanto los hombres como las mujeres que se destacan dentro de su área, reciben un reconocimiento por medio de la revista corporativa o bien a través del sitio oficial de internet.

Antes de continuar conviene hacer una pausa para contestar el siguiente cuestionamiento: ¿Qué funciones realiza un socio?

Un socio dentro de la Caja Popular Mexicana es aquel individuo que lleva a cabo un uso responsable de los recursos financieros con los que cuenta la organización.

Para convertirse en socio se necesita:

– Ser honrado y tener vocación de servicio.

– Tener la mayoría de edad.

– Contar con su domicilio en la entidad donde se encuentra la sucursal en la cual labora. Del mismo modo, su fuente principal de ingresos debe estar ubicada en la misma zona.

– Presentar de manera adecuada la documentación que se le solicite al aspirante:

  • Copia de tu acta de nacimiento.
  • Copia de una identificación oficial vigente con fotografía (cartilla del servicio militar nacional, pasaporte, credencial para votar con fotografía etc.)
  • Presentar dos fotografías tamaño infantil.
  • Copia de cualquier comprobante de domicilio (recibo de luz, agua, predial, teléfono…)
  • Pagar la cuota social (actualmente el valor es de $750). Dicho pago se puede realizar en una sola exhibición o bien de manera parcial, dependiendo de las necesidades del socio.

– Inclusive puede ser aceptadas personas morales (organizaciones externas) siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos por el Consejo Administrativo.

Como ocurre en cualquier empresa, los socios tienen derechos y obligaciones que deben cumplir.

En lo que se refiere a los primeros podemos enlistar los siguientes:

– Solicitar a la Caja Popular Mexicana préstamos que cumplan con las disposiciones establecidas dentro del reglamento correspondiente a este tenor.

– Deslindarse de la organización en el momento en que el individuo lo decida. La única condición es que no tenga ninguna obligación pendiente con respecto al cargo que esté desempeñando en ese momento.

– Puede retirar el capital depositado en su cuenta, en tanto que estos activos no estén siendo utilizados a manera de garantía de un préstamo.

– Tiene la posibilidad de solicitar información sobre el estado financiero de sus cuentas.

– Es elegible a cualquiera de los cargos y por consiguiente tiene también derecho a votar en las asambleas.

Ahora bien, las obligaciones más relevantes de los socios son:

– Asistir a todas y cada una de las juntas a las que sea convocado, sin importar si éstas son de carácter ordinario o bien extraordinario.

– Mostrar interés sobre todo en el correcto funcionamiento en el área donde se encuentre laborando, ya que cada individuo es visto como un engrane de una gran maquinaria.

– Respetar las normas internas de la institución, pues con ello lo que se logra es una mejor armonía entre los miembros de la cooperativa.

– Participar de manera eficiente y activa en el desarrollo positivo de su comunidad.

Los beneficios de convertirse en un asociado de la Caja Popular Mexicana son muchísimos y muy atractivos.

Por ejemplo, tienes más de 400 sucursales a tu disposición tanto para solicitar préstamos como para acrecentar tu capital mediante interesantes planes de ahorro. A este servicio se le conoce comúnmente con el nombre de Servicuenta.

Asimismo, puedes estar tranquilo, ya que tu ahorro se encuentra totalmente protegido, gracias a los mecanismos de seguridad con los que cuenta la institución. De modo tal que tus seres queridos así como tu patrimonio están seguros.

Una cuestión que va muy ligada al párrafo anterior es el hecho de que si por algún motivo, alguno de los socios que haya solicitado un crédito llega a fallecer, la institución inmediatamente liquidará la deuda restante con el objetivo de evitar que los familiares tengan que cumplir con este compromiso. En Caja Popular Mexicana son conscientes de que en esos momentos difíciles, lo monetario pasa a un segundo plano.

Por otro lado, la oferta de créditos que te ofrece esta institución es muy variada. A continuación te hablaremos de los más relevantes. Supongamos que deseas adquirir una vivienda propia. Para este caso, tu mejor opción es el Creahogar. Se trata de un tipo de préstamo hipotecario, con el que puedes comprar la casa de tu preferencia a mediano o largo plazo.

Solamente necesitas cubrir los siguientes requerimientos:

– Estar afiliado a la Caja Popular Mexicana.

– Dar un enganche inicial equivalente al 10% del valor total de la vivienda.

– Tener entre 18 y 54 años de edad.

– El capital mínimo que puedes obtener con esta operación financiera es de $200,000.

La tasa de interés mantiene su porcentaje durante todo el crédito (el CAT promedio anual es del 13.40%). De la misma forma, la comisión por apertura es de las más competitivas en el mercado y no se genera ningún costo extra por concepto de investigación ni por consulta de tu reporte del Buró de crédito.

Incluye seguro de vida y seguro contra daños. Si así lo decides, puedes hacer pagos de forma anticipada, ya que no se te cobrará ninguna penalización. Además, tus familiares pueden ayudarte a pagar el préstamo. Te sugerimos que si eliges esta opción, cumplas con los pagos acordados en el contrato, pues de lo contrario la persona que terminará pagando la deuda es quien figure como tu aval.

También es recomendable que no hagas ninguna operación de compra/venta de un inmueble sin antes cerciorarte de que tu solicitud de crédito haya sido aprobada satisfactoriamente.

Continuando ahora con los tipos de crédito, pongamos el caso de que quieres comprar un automóvil, para ello no hay nada mejor que el Credinámico Automotriz. Lo puedes utilizar tanto para comprar un carro nuevo como uno usado. También si así lo deseas, con el mismo crédito puedes financiar el seguro de auto de tu preferencia.

Los beneficios que obtienes al solicitar este crédito son:

– El monto máximo que se te puede otorgar es de $392,000, con lo que puedes comprar casi cualquier automóvil.

– Aquí la tasa de interés es variable debido a la naturaleza de la compra, es decir, si se trata de un automóvil nuevo ésta será del 18%. En cambio, al tratarse de un carro seminuevo el porcentaje de la tasa será igual al 19.20%.

– Lo mismo ocurre con el plazo que se da para liquidar la operación. Para autos nuevos el lapso máximo para pagar es de cinco años, mientras que para coches usados es de cuatro años.

– El periodo de respuesta es máximo de 10 días hábiles y no se cobra ninguna comisión por apertura.

Requisitos:

– La cotización del auto que se desea adquirir por parte de la agencia.

– La cotización del seguro que se quiere contratar.

– Fiador o avalista (únicamente en el caso de autos usados).

Finalizamos el artículo del día de hoy mentándote sobre la posibilidad de pedir a la Caja Popular Mexicana préstamos inmediatos.

La tasa de interés es equivalente al 12% anual y el plazo de amortización es de cinco años como máximo (60 mensualidades). Este tipo de operación financiera cuenta con un seguro de liberación, si por alguna razón el socio llegara a fallecer durante la vida del crédito.

Como única condición se exige que la persona se encuentre al corriente en los pagos de sus otros créditos que haya solicitado con anterioridad. Si tienes alguna duda o pregunta, puedes comunicarte a la Unidad Especializada de Atención a Usuarios (organismo de la Caja Popular Mexicana) la cual se encarga de brindar asesoramiento a los socios.

Esperamos que la información aquí presentada te haya sido de utilidad.

Comparte esta nota:
Etiquetas:

0Deja tu comentario